Wednesday, 24 de February del 2021

Retorno académico: ¿cómo será el regreso a clases este 2021?

Las universidades implementan nuevas tecnologías y otorgan facilidades para el retorno de sus estudiantes.

Retorno académico: ¿cómo será el regreso a clases este 2021?
Desde la llegada de la pandemia, uno de los factores más importantes en la educación es la solidez de la infraestructura para la enseñanza virtual.

Frente a la segunda ola de la COVID-19, las universidades se preparan para iniciar el semestre académico con diferentes estrategias económicas y herramientas tecnológicas para asegurar la continuidad de la educación.

La USIL, por ejemplo, ha diseñado programas de apoyo para la permanencia universitaria que incluyen la exoneración de moras y gastos administrativos a las deudas del periodo pasado, además de la posibilidad de refinanciar un porcentaje de la deuda con el pago de una pequeña inicial. Ofrece también programas de becas por excelencia académica y recategorizaciones de las pensiones por la afectación económica.

“Además, brindamos apoyo personalizado para la postulación a programas especiales de financiamiento con nuestro aliado estratégico Sponsor, que financia a nuestros mejores estudiantes. También lanzamos la campaña de “BBVA hasta 12 cuotas sin intereses” para todos aquellos que dispongan de esta tarjeta de crédito. Otro punto muy importante es asegurar la conectividad de nuestros alumnos, por lo cual les entregaremos un chip de 30 GB de datos a todos los estudiantes de Lima y provincias que lo necesiten”, explica Erika Valdivieso, directora académica de USIL.

Agrega que, además, promueven un estilo de vida saludable y sostenible en los miembros de la comunidad USIL. Por ello han implementado servicios orientados al logro del bienestar físico, mental, social y espiritual. “El objetivo es brindar la oportunidad de retomar sus estudios. Por ello, brindamos beneficios especiales que, junto con la facilidad de nuestros procesos de reingreso en línea, permitirán asistir a cada uno de ellos para lograr su retorno”

FORTALEZA VIRTUAL


Desde la llegada de la pandemia, uno de los factores más importantes en la educación es la solidez de la infraestructura para la enseñanza virtual. En esa línea, la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) cuenta con un fondo de conectividad que el año pasado entregó más de 6 mil módems de forma gratuita a estudiantes, profesores y administrativos que pudieran necesitarlo, y este año se piensa seguir con dicha práctica.

“Nosotros siempre hemos contado con una infraestructura digital bastante sólida”, subraya Claudia Zapata, directora de Asuntos Académicos de la PUCP. Comenta que la universidad usa una plataforma propia, PAIDEIA, al que le dan mantenimiento internamente. “Estamos reforzando la capacitación de los docentes y la mejora visual de la plataforma”, agrega.

El año pasado esta universidad realizó una fuerte inversión para la adquisición de licencias de softwares especializados, pues cada carrera cuenta con necesidades distintas, que se deben satisfacer para mantener la calidad de las clases. En el caso de Música, por ejemplo, la enseñanza a distancia exige un programa que permita llegar al alumno con un audio de gran calidad y no con la que suelen brindar las aplicaciones comunes, como Zoom.

Con respecto a los laboratorios de Ingeniería, la mayoría de ellos se han virtualizado. Sin embargo, hay casos en los que el trabajo de campo es insustituible, como Ingeniería Geológica o de Minas, y requieren al menos algunas sesiones presenciales.

DESDE EL ESTADO

El año pasado, ante la llegada del COVID-19 y el establecimiento del estado de emergencia sanitaria, el Ministerio de Educación (Minedu) elaboró una estrategia enfocada en promover la continuidad de los estudios en las universidades públicas y privadas. Para ello, se invirtieron S/ 406 millones, se modificó la Ley Universitaria, se fortaleció la capacidad institucional de las universidades públicas y se apoyó la conectividad, entre otras acciones.

Este año, la entidad estatal viene trabajando en esa misma línea. “El objetivo es continuar con la fórmula implementada durante el año 2020, que combina la educación remota con componentes de presencialidad en laboratorios y talleres”, precisó el mes pasado el ministro de Educación, Ricardo Cuenca.

Sin embargo, todo dependerá de factores como los indicadores epidemiológicos, el avance de la COVID-19 y el cumplimiento de condiciones vinculadas al local universitario. Mientras tanto, las universidades siguen trabajando para beneficiar a sus alumnos. “Esperamos poder dar la oportunidad de regreso a todos aquellos estudiantes que vieron afectada su continuidad por esta pandemia”, puntualiza Erika Valdivieso, de USIL.

EL DATO:


La Universidad San Ignacio de Loyola ha implementado la plataforma #Alerta USIL, orientada a brindar información actualizada y científica relacionadas con la evolución de la pandemia de COVID-19, y es también una plataforma de respuesta rápida en atención de salud y acompañamiento para la comunidad universitaria.

En acción constante:

Rocío Espinel, directora de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la PUCP, indica que actualmente su universidad maneja un plan completo de acompañamiento y apoyo a los estudiantes. Incluye una inducción de un mes para los cachimbos, en la que aprenden cómo utilizar la plataforma PAIDEIA y conocen a sus autoridades estudiantiles, entre otros detalles. También cuentan con un gimnasio virtual y actividades como baile y yoga, para el bienestar físico y mental. Por su parte, los deportistas mantienen sus entrenamientos con las exigencias debidas.

Desde afuera:


Es más, indica que los estudiantes podrán permanecer en el campus aún si no tienen un curso presencial. Lógicamente, esto depende del aforo permitido y del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

  • 0
  • 0
  • 0