Miércoles, 24 de febrero del 2021

La importancia de la investigación en las universidades

Las mallas curriculares de las universidades incluyen cursos de investigación para que sus estudiantes generen conocimiento.

La importancia de la investigación en las universidades
La investigación permite formar profesionales que aportarán a la sociedad y propiciarán el desarrollo.

La investigación se vincula directamente con el desarrollo de un país. Cuando las universidades investigan, sus resultados sirven para implementar proyectos y políticas de mejoras nacionales. De ahí la importancia de tenerla presente tanto en centros especializados como en las mallas curriculares de las carreras. En la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), por ejemplo, los estudiantes de Ciencia e Ingeniería tienen que hacer dos tesis: una de bachillerato y otra de titulación. Ambas involucran un componente de investigación.

“Otra manera de vincular malla-investigación es a través de la difusión de los resultados en los cursos. Se comparten resultados de investigaciones, se analizan papers de investigación, incluso se introduce la parte experimental de una investigación como un proyecto del curso”, expresa Francisco Rumiche, decano de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la PUCP.
Contemplar la investigación dentro de la malla curricular va de la mano con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, donde se hace hincapié en la necesidad de incrementar la investigación científica y mejorar la capacidad tecnológica de los sectores industriales fomentando la innovación y aumentando el número de personas que trabajan en I+D.

“Para que un país crezca de manera sostenible, produciendo tecnología e innovando en los diferentes sectores de su economía, es fundamental invertir en investigación y desarrollo. Hoy, en medio de la pandemia, nos damos cuenta de lo importante que es innovar en tecnología para poder contar con un sistema de salud moderno, que pueda asistir a nuestros compatriotas con COVID-19”, expresa Mónica Santa María, directora de Investigación de la UTEC.

La pandemia y la imposibilidad de acudir a las universidades no es motivo para que los estudiantes dejen de realizar investigación. Más bien, las llevan a cabo de manera virtual. Actualmente, “se emplean plataformas de información en línea, como bases de datos académicas y sistemas de información estadística, económica y de inteligencia de mercados. Los alumnos tienen acceso remoto y las facultades y carreras las utilizan para que los estudiantes puedan investigar en los cursos, seminarios de investigación y asesorías de tesis”, señala María Teresa Quiroz, directora del Instituto de Investigación Científica de la Universidad de Lima.

Durante la pandemia muchas casas de estudios han desarrollado investigaciones e innovaciones que aportan soluciones al momento actual. Por ejemplo, la PUCP y la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) han producido ventiladores mecánicos.

La Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), por su parte, ha creado el espirómetro Phukuy, un instrumento que se usa en neumología para medir la cantidad de aire que pueden retener los pulmones. La innovación realizada en este caso es que reduce las posibilidades de contagio de COVID-19 en el personal de salud.

Para comprender el sistema, veamos cómo funciona un espirómetro tradicional: los pacientes toman aire y soplan a través de una boquilla, pero en este proceso se generan aerosoles que el médico puede absorber, lo cual no es deseable en el contexto actual. Para resolver este problema, “los pacientes se pueden llevar este dispositivo de bajo costo a sus casas. Desde ahí se les puede monitorear, porque la información queda grabada y se envía a un servidor para que el médico observe las mediciones que el paciente se toma cada día”, explica Sergio Salas, coinvestigador del proyecto de la UPC.

LABORATORIOS

De la mano de la investigación está el uso de los laboratorios, espacios esenciales para aprender haciendo. Sin embargo, muchos estudiantes se han visto imposibilitados de utilizarlos desde el inicio de la pandemia. Las universidades han tratado de suplir esta deficiencia aplicando nuevos softwares y simuladores.

“Los alumnos utilizan softwares y simuladores desde el lugar donde se encuentren. Asimismo, en nuestro Fab Lab envían sus diseños al laboratorio por Internet y con personal de apoyo pueden usar la tecnología aditiva y de corte láser en tiempo real. O pueden elaborar videos sobre experimentos de física y química utilizando simuladores en línea”, explica Bertha Díaz, decana de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Lima.

Añade que, para el 2021, se utilizarán en algunas secciones granjas de PLC como complemento a los simuladores. Ello permitirá combinar el uso de la programación del software simulado con el hardware real en el laboratorio.

Testimonios:

José Alexis del Águila Ramos Ingeniero mecatrónico por la Universidad Continental.

“Pude aprender a través de aplicaciones” En el 2020, llevé el taller Ayudas Biomecánicas, Ergonomía y Salud Ocupacional de manera virtual. Es un curso que enseña a aplicar los diversos tipos de órtesis y prótesis y te entrena en el manejo de dispositivos para diferentes patologías. Por supuesto, hay muchas diferencias entre las clases presenciales y las remotas. Sin embargo, las ganas de aprender permiten superar las dificultades. La ventaja fue que aprendí de manera práctica, a través de diversas aplicaciones, el moldeado 3D, y desarrollé nuevas habilidades. Además, puedo revisar la grabación de las clases y repasar el tema hasta entenderlo bien. Espero que este año se desarrollen más plataformas virtuales y que haya más inclusión tecnológica.

Diego García Psicólogo por la Universidad de Lima.

“La investigación conduce al cambio social” Como miembro del Grupo de Investigación en Comunicación y Salud (GICS) del Instituto de Investigación Científica, investigo temas vinculados con la comunidad LGBTQ+ peruana. Lo considero importante, debido a la situación de vulnerabilidad sistémica en la que se encuentran. Actualmente, desarrollo dos proyectos junto con otros investigadores. Uno es el estudio ganador del XXII Concurso de Investigación del Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), que busca analizar campañas de márketing social contra la discriminación. La investigación es uno de los caminos principales para que las universidades contribuyan al cambio social. El apoyo de los investigadores de GICS fue muy importante en el comienzo de mi carrera.

Debes saber:

Según el Banco Mundial, Israel, Corea del Sur, Suiza, Suecia y Japón son los cinco países que más invierten en I+D. Los ránkings internacionales de universidades consideran la investigación como uno de los criterios de evaluación más relevantes.

  • 0
  • 0
  • 0