Jueves, 21 de enero del 2021

Consejos que te ayudarán a definir cuál es tu vocación

Asistir a talleres, buscar información y solicitar el consejo de los profesionales te ayudará en este proceso.

Consejos que te ayudarán a definir cuál es tu vocación
Aprovecha estos meses de vacaciones de verano para escoger la carrera que vas a seguir.

Son pocos los escolares que esperan terminar el colegio para recién iniciar la búsqueda y evaluación de la carrera que podrían estudiar, porque las universidades e institutos ingresan tempranamente a este mundo para presentarles su oferta académica.

“Esto suele suceder, en algunos casos, desde tercero de secundaria. Hay que apoyar al estudiante y motivarlo a que busque información”, explica Héctor Viale, director de la oficina de prospección académica de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).

En ese marco, los talleres vocacionales son altamente recomendables, pues acercan al escolar a lo que vendría a ser su futura vida profesional. Les hacen vivir la experiencia de su carrera para que se den cuenta si eso es lo que les gusta y si tienen el talento necesario.

El catedrático indica que por ningún motivo se debe elegir apurado ni presionado, pues de ser así, es muy probable que más adelante termine cambiándose de carrera o abandonando la universidad.

✓ LA MAYOR INFORMACIÓN


Se debe apelar al estado de madurez vocacional del estudiante. El hecho de empezar rápidamente una carrera no es garantía de que terminará con éxito. A veces es necesario esperar un poco para que haya ese periodo de conocimiento y reflexión sobre sus intereses y capacidades, así como sobre las posibilidades concretas de la familia.


“Por eso, actividades como los talleres o consejerías vocacionales suman a la información que el adolescente va a requerir para decidir. Se debe tener en cuenta que estos talleres sean dirigidos por profesionales en el campo, y que se den en grupos reducidos. Lo importante es que vaya consolidando su identidad vocacional”, puntualiza.

DIÁLOGAR CON CONFIANZA. El magíster Oscar Becerra Tresierra, jefe de la Oficina de Admisión de la Universidad San Martín de Porres, afirma que los padres de familia son la primera fuente de orientación. Las vacaciones de verano y el confinamiento al que estamos sometidos ofrecen una oportunidad para dialogar con nuestros hijos, conocer sus intereses y ayudarlos.


EMPEZAR TEMPRANO

Carla Neyra, subdirectora de Servicios al Estudiante en Toulouse Lautrec, destaca que si no está definida la carrera, es recomendable que el adolescente tenga un período prudente para evaluar la mejor opción; pero una vez que ya ha realizado su elección, es importante que empiece de manera inmediata.

En ese contexto, coincide en que los talleres vocacionales son vitales durante esta etapa, aunque también recomienda una asesoría particular de un especialista. “Para los chicos que tienen entre 15 y 16 años, el taller vocacional les ayudará a despertar su interés, los motivará a investigar un poco más y a evaluar las distintas áreas y campos en los que podrían desarrollar mejor sus capacidades, motivaciones e intereses personales”, indica.

Si la preocupación de los hijos por su futuro profesional comienza antes de estas edades, hay que escucharlos y apoyar su búsqueda de respuestas. Algunos padres optan por decirles que no deben inquietarse por este tema, que aún tienen mucho tiempo para pensarlo. Esto solo los llenará de cuestionamientos y de conflictos internos. Como mencionan los especialistas, la madurez vocacional es un proceso continuo de ayuda, es decir, de impulso en el desarrollo de habilidades y aptitudes.

FORTALEZAS Y DEBILIDADES. Carla Olivieri, rectora de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina (UCAL), recomienda ayudar a los hijos a investigar su vocación antes de terminar el colegio. “Decidir la carrera es algo a lo que los chicos deben dedicarle tiempo. Es una decisión de vida y, por lo tanto, primero deben hacer su plan de vida”, explica.

  • 0
  • 0
  • 0